Auto-masaje para piernas cansadas

Las piernas cansadas afectan a una gran parte de la población, especialmente a las mujeres, los síntomas son, una sensación de cargazón de las piernas, una dificultad para caminar, dolor, picor e incluso hormigueos.

Esta patología puede resultar muy molesta y condicionar nuestra vida diaria encerrándonos en un círculo vicioso que nos lleve al sedentarismo y a una perpetuación del problema.

Si el problema es más importante puede ser muy útil acudir a un buen fisioterapeuta para que te aconseje y te trate de tu patología, la fisioterapia manual puede ser muy útil en las siguientes patologías que pueden cursar con sensación de pesadez de piernas:

Linfoidea: se debe al fracaso del sistema linfático para drenar la linfa de retorno a los vasos centrales, este fracaso puede deberse a causas primarias como la falta de parte del sistema desde el nacimiento, o secundarias como una operación en la que deba retirarse una parte, un golpe que dañe el sistema, una dieta inadecuada que obligue al sistema a un esfuerzo tal que se vea desbordado, en estos casos una técnica como el drenaje linfático manual puede ser de gran utilidad.

Puntos Gatillo activos: estos puntos gatillo, son nódulos hiperirritables que pueden aparecer en la fibra muscular, entre los síntomas que pueden provocar está el dolor y la impotencia funcional de los músculos que pueden terminar por agotarse y dar esa sensación de pesadez y cansancio.

Edemas: que son acumulaciones de líquido en el tejido celular y que en muchas ocasiones pueden ser síntomas de una patología mayor como una insuficiencia venosa, cardiaca o hepática, estos edemas pueden cursar con calambres, pesadez y cansancio.

Causas de las piernas cansadas o piernas pesadas

Las causas de las piernas cargadas o pesadas pueden ser varios, desde una dieta inadecuada hasta la falta de ejercicio adecuado o alteraciones vasculares.

La causa más común de las piernas cansadas o piernas pesadas la deficiente eliminación de líquidos, este retorno de la sangre venosa y líquido linfático a las vías centrales se ve dificultado. Si hablamos de causas secundaria, una mala alimentación alta en sal, azúcares y grasas que sobrecargan el sistema de elementos pesados, la falta de ejercicio cuyas contracciones musculares empujan la sangre y la linfa ayudando a las válvulas en su función y el sobrepeso que entre otras cosas dificulta el movimiento.

Otras causas pueden ser: insuficiencia venosa, menstruación, embarazo, sedentarismo e inmovilidad, medicamentos, dieta con demasiada sal, trastornos de la glándula tiroidea, alergias, insuficiencia hepática o cardiaca.

Piernas cansadas

Auto-masaje para piernas cansadas

Un buen masaje puede ayudarnos a mejorar nuestra sensación de cargazón y pesadez de las piernas, pero debemos tener en cuenta además los factores que provocan esta sensación y poner remedio adecuado:

Nada doloroso, poco incisivo. Un auto- masaje demasiado fuerte o doloroso puede hacer que los músculos se defiendan contractándose aún más.

1º Maniobras más globales, ya que intentamos actuar sobre el músculo de manera global.

2º Siempre hacia arriba, para favorecer el retorno venoso y linfático.

3º Con un poco de crema o aceite circulatorio. Suficiente para no irritar la piel, pero no tanto como para que no podamos movilizar los tejidos.

4º Duración de entre 5-10minutos por pierna.

Auto-masaje para piernas cansadas

Un buen estiramiento realizado adecuadamente puede mejorar el tono muscular, facilitando la eliminación de la sensación de cansancio y pesadez de las piernas, en el siguiente vídeo te mostramos una correcta forma de estirar los músculos de tus piernas de forma global siguiendo los siguientes pasos:

  • Piernas arriba apoyadas en la pared.
  • Poner musculatura en tensión.
  • Movimientos de los pies arriba-abajo.
  • Siempre después del masaje.
  • Duración de entre 5-10 minutos.