Tinte vegetal vs Tinte permanente

Hay una verdad que no se puede cuestionar, el tinte vegetal es menos dañino para el cabello que el tinte permanente.

En la decisión de usar de ellos también entra en juego la cuestión estética, ya que, dependiendo del color y efecto deseado en el pelo, es más recomendable una opción u otra, como os vamos a mostrar a continuación.

Tinte vegetal vs tinte permanente

Los tintes permanentes están compuestos de amoniaco o agua oxigenada, con la misión de decolorar y así permitir que los pigmentos de color penetren en el cabello. Este es uno de los inconvenientes de este tipo de tintes, a lo que se le suma que contienen parabenos y otros componentes tóxicos, que pueden dañar el cuero cabelludo y provocar alergias.

Por su parte los tintes vegetales logran la pigmentación gracias a la acción de aceites vegetales, henna, hibiscus o remolacha, que permiten tintar y además sirven para nutrir el pelo y darle brillo.

El tinte vegetal asegura una duración de la coloración de aproximadamente 15 días, algunos de ellos no son del todo naturales, incluyen algún óxido que decolora el cabello, su duración es algo mayor, pero al igual que los tintes permanentes daña el pelo.

Tinte vegetal vs Tinte permanente

 

¿Por qué usar un tinte vegetal?

Una de las grandes ventajas de este tipo de tinte es que evita el temido efecto raíz, los lavados van eliminando el color, pero cuando el pelo vuelve a crecer no se perciben raíces con otra coloración distinta a la natural.

Son ideales si deseas un color de pelo algo más oscuro, además permiten crear un efecto de reflejos muy natural.

El principal motivo por el que se recomienda su uso es que no irritan la piel, por la ausencia de componentes tóxicos, algo muy beneficioso para personas que padecen alergias.

Desventajas del tinte vegetal

Si deseas una tonalidad inferior a la que posees no es una buena opción, ya que, no decoloran. En este caso la única opción es un tinte permanente.

Si tu intención es cubrir canas tampoco son una opción recomendable, dado que éstas se ven demasiado claras respecto al resto del cabello, provocando un efecto poco favorecedor.

Un tinte permanente dura una media de ocho semanas, permite entre 24 y 48 lavados antes de perder la coloración, frente a los 15 de los tintes vegetales.

La elección de tinte vegetal o permanente siempre va a depender de tus necesidades. Pero siempre debéis tener claro que el primero de ellos es más natural y respetuoso con la salud de nuestro cabello.

En cualquier caso, si queréis aplicaros una coloración de calidad siempre podéis venir a El Círculo de la Belleza, donde nuestras profesionales utilizan tintes especiales sin amoniaco.