Agua volcánica

El agua volcánica es el elemento principal de los productos orgánicos para el cabello. Aporta vitalidad, brillo y vigor al pelo gracias a sus propiedades minerales.

Proviene de las profundidades de la Tierra, en su transcurso pasa por varias capas de roca fundida, donde se impregna de minerales como el Cobre, Selenio y Zinc, que nutren al agua volcánica de propiedades muy beneficiosas para el cabello.

El líquido elemento se filtra por varias capas de arena volcánica y basalto, donde alcanza temperaturas que le permiten ascender hacia la superficie.

En este viaje adquiere  toda su pureza  y se nutre de oligoelementos revitalizantes y tonificantes para el cuero cabelludo.

La mineralización del agua siempre depende de la composición del terreno por el que fluye. De este modo según los componentes que contenga, aportará determinados beneficios para el cabello.

El agua dura (del grifo) con el que nos lavamos en su discurrir por las tuberías se carga de elementos como Calcio  y Magnesio, que provocan la pérdida de brillo del cabello, le restan suavidad y dificultan la tarea de desenredarlo.

Agua volcánica

 

Beneficios que aporta el agua volcánica en el cabello

– Brillo: el Selenio que forma parte del agua volcánica aporta luminosidad al cabelloademás ayuda a mantenerlo fuerte, sano y lleno de vida.

Fortaleza: el Zinc hace más resistente el cabello frente a los daños ocasionados por la incidencia de la luz solar, del viento  y los cambios de temperatura.

Revitalización: el Cobre ayuda eficientemente a la creación de la melanina. Un elemento fundamental para la coloración de la piel y el cabello. De este modo el uso de productos con agua volcánica garantiza un color más vivo durante más tiempo.

Es por todos estos motivos que numerosas marcas de productos orgánicos para el cabello incluyen el agua volcánica como ingrediente principal, ya que, tiene beneficios realmente notables para los tratamientos capilares.