Consejos para proteger el cabello del frío

De repente el invierno se ha instalado de nuevo en nuestras vidas. Un poquito antes de lo que esperábamos quizá. Por este motivo hoy os ofrecemos varios consejos para proteger el cabello del frío.

¡Allá vamos!

¿Winter is Coming? No, no….. Winter Is Here. Exacto está aquí y parece que se quedará un tiempecito con nosotros. Atrás quedan los días soleados, las terracitas y las altas temperaturas.

Pero no hay que desanimarse, todas las estaciones del año tienen su encanto y sus cosas buenas. La caída de la hoja en otoño, los atardeceres o los paisajes nevados son un auténtico deleite para la vista.

Para que el invierno no cause estragos en vuestro cabello tenemos algunos sencillos consejos que os ayudarán a protegerlo de las inclemencias del tiempo:

Cubre tu cabello 

Al igual que para evitar los efectos nocivos de la radiación solar es recomendable el uso de pañuelos, sombreros…etc. Para proteger el cabello del frío se recomienda utilizar gorros.

¿Por qué? En primer lugar ayuda a aislarlo de las bajas temperaturas y lo más importante de la humedad, que suele subir en esta época del año por las lluvias.

A la hora de elegir un gorro, preferiblemente debe estar compuesto por fibras naturales, ya sea lana o algodón.

Lava tu cabello con agua tibia

El agua excesivamente caliente debilita el pelo y acelera su caída. Para evitarlo dúchate con agua tibia también durante los meses de más frío.

Consejos para proteger el cabello del frío

Seca tu cabello

En ninguna estación del año es recomendable dejar el cabello húmedo tras la ducha, pero hay que hacer especialmente hincapié en la temporada más fría del año.

Utiliza el secador a baja temperatura para quitar la humedad del cabello, evitarás que se debilite o se rompa. Además esquivarás un posible constipado al no llevar la melena mojada por la calle.

Antes de utilizar el secador, si quieres evitar el frizz (encrespado del cabello), tras la ducha elimina el agua de tu pelo con una toalla para a continuación proceder a su secado.

Plancha sí, pero con menos frecuencia 

El uso continuado de la plancha provoca la deshidratación del cabello, debido a las altas temperaturas que utiliza para el alisado. Por este motivo debemos tratar de minimizar su uso en general, pero especialmente en invierno.

Cuidado con la calefacción

Se aconseja una temperatura de 18 grados para dormir. Si a la hora de ir a la cama hace un calor excesivo o la calefacción está muy alta, provocamos la deshidratación del cabello. Se reseca y se cae con mayor facilidad.

Cinco consejos muy sencillos y fáciles de llevar a cabo que os ayudarán a proteger el cabello del frío.

Si necesitas algún tratamiento capilar para preparar tu cabello para la época invernal no dudes en visitar el establecimiento de El Círculo de la Belleza en Pozuelo de Alarcón.

 

Aquí mismo puedes reservar tu cita.