Causas y cómo prevenir la alopecia

La alopecia o calvicie es un problema capilar que puede afectar tanto a hombres como mujeres.

Las causas de la alopecia son variadas, pero normalmente se debe a factores genéticos, por estrés, cambios hormonales, una mala alimentación o infecciones, que causan la caída del cabello.

Debido a los diferentes factores que pueden provocar la caída del pelo, la alopecia se puede categorizar como:

Alopecia androgenética

Este tipo de alopecia se debe a factores exclusivamente hereditarios. Normalmente suele afectar más al género masculino. La padecen alrededor del 90% de los hombres mayores de 21 años.

Es la alopecia más común y no es exclusiva de los hombres, ya que, también puede afectar a las mujeres.

Alopecia areata

Se caracteriza porque el afectado presenta calvas en varias zonas del cuero cabelludo. Normalmente se debe a situaciones de estrés, factores genéticos o hipersensibilidad.

Es una alopecia difícil de predecir, ya que, puede afectar a cualquier género y en cualquier momento de su vida.

En algunas ocasiones el cabello vuelve a crecer espontáneamente sin ningún tipo de tratamiento, mientras que otras veces la enfermedad se extiende a otras partes del cuerpo, eliminando también el vello.

Alopecia difusa

Puede afectar tanto a hombres como mujeres y se caracteriza por la pérdida progresiva del cabello, sin llegar a producirse la calvicie total.

Este tipo de alopecia suele estar provocada por algún tipo de trastorno alimenticio o un efecto secundario de un medicamento.

El descanso y la buena alimentación son dos elementos indispensables para mantener la salud capilar, ya que, si no llegan los nutrientes necesarios al folículo piloso, éste se volverá más débil y caerá prematuramente.

Para prevenir este tipo de alopecia es de vital importancia tener un estilo de vida saludable y mantener una dieta equilibrada.

Alopecia fibrosante

Consiste en la pérdida de cabello en la zona frontal de la cabeza, comúnmente conocida como las entradas.

Como consecuencia de este tipo de alopecia, el cabello cada vez comienza a crecer más lejos de la frente y no se recupera el cabello perdido. Implica también la caída del pelo en axilas y cejas. 

Suele afectar a las mujeres, aunque se puede equivocar con alguno de los estadios de la alopecia androgenética en hombres, por lo que complica su diagnóstico.

Actualmente se desconocen en gran medida sus causas, por lo que está considerada como una enfermedad rara.

 Alopecia cicatrizal  

Se da cuando se produce un daño irreversible en el folículo piloso. Éste es sustituido por un tejido cicatrizal en el que no vuelve a crecer el cabello.

Se trata de un tipo de alopecia poco común, que afecta tanto a hombres como mujeres, por cuestiones genéticas, alteraciones en el folículo piloso, enfermedades en el cuero cabelludo, quemaduras o infecciones en la piel.

Causas y cómo prevenir la alopecia

¿Cómo prevenir la alopecia?

La calvicie propiciada por factores genéticos obviamente no se puede evitar, pero si lo que sí podemos hacer es frenar sus efectos y ralentizar la caída prematura del cabello.

¿Cómo? Con buenos hábitos, evitando el estrés y malas costumbres que dañan la salud.

El cabello se nutre de los alimentos que ingerimos. Por ello es fundamental incluir en la dieta diaria pescado y otros alimentos ricos en omega 3 y omega 6 y vitamina B.

La anemia es una de las causas por las que perdemos pelo. Para evitarlo hay que tener bien regulados los niveles de hierro en sangre.

Dejar de fumar es bueno para la salud en general, también para la salud capilar. El tabaco daña la circulación sanguínea, algo muy relacionado con la caída del pelo.

Por cuestiones de escasez de tiempo muchas mujeres recurren a la coleta como peinado diario. Sin darnos cuenta estamos maltratando a nuestro cabello y dañando su folículo. Por este motivo hay que evitar abusar de este peinado.

A estos consejos se le une tener unos buenos hábitos en la higiene capilar. El lavado es muy importante, cada tipo de cabello necesita un tipo de champú determinado.

Por último, recordar que pese al ritmo de la sociedad actual tenemos que sacar tiempo para cuidarnos. Masajear el cuero cabelludo es muy beneficiosos para estimular la correcta circulación en el cuero cabelludo.

Si necesitas un diagnóstico más concreto para tus problemas capilares o quieres iniciar algún tipo de tratamiento, recuerda que siempre puedes pasar por el establecimiento de El Círculo de la Belleza. Nuestros profesionales te atenderán encantados.

Aquí mismo puedes reservar tu cita