¿Ducharse por la mañana o ducharse por la noche?

¿Ducharse por la mañana? o ¿Ducharse por la noche? Puede parecer algo trivial, pero tiene su importancia. Hoy os mostramos las ventajas e inconvenientes de cada opción.

Hace unas décadas no era así, pero hoy en día el hecho de ducharse es algo interiorizado en la mayoría de personas, que repetimos a diario casi de forma mecánica.

La higiene es un motivo fundamentar para llevar a cabo esta acción a diario, pero además tiene un componente psicológico, ya que, ayuda en la relajación o activación del cuerpo, nos prepara para dormir e incluso alivia los síntomas de algunas enfermedades.

Los dermatólogos han comenzado a desaconsejar la ducha diaria indicando que es mucho mejor ducharse unas 3 veces por semana.

El motivo es que estas son suficientes para mantener una higiene apropiada, y, excederse en el lavado está conllevando la aparición de pieles atópicas por la excesiva sequedad.

¿Ducharse por la mañana o ducharse por la noche?

Zonas como las axilas, ingles o pies si requieren de una lavado específico, pero los expertos están desaconsejando fervientemente la ducha diaria.

A la hora de ducharse cabe señalar, que debemos utilizar siempre productos con pH neutro (nunca superior a 6,5), evitar que el agua esté muy caliente para no resecar la piel en exceso, así como frotar la piel suavemente con la esponja durante el lavado.

En resumidas cuentas la elección de ducharse por la mañana o hacerlo por la noche es una cuestión que depende de cada personas y su ritmo de vida.

Ventajas de ducharse por la mañana

La ducha “mañanera” está especialmente recomendada para aquellas personas a las que les cuesta levantarse de la cama y desperezarse. Les ayudará a activar su cuerpo y mente para encarar con mejor ánimo la jornada.

Otro motivo para ducharse por la mañana se refiere a los hombres que se afeitan a diario. El agua y el vapor generado abren los poros y permiten un afeitado más apurado.

También se recomienda a las personas con la piel más grasa ducharse en las primeras horas del día. El motivo es que las glándulas sudoríparas están más activas durante la noche.

Por último, si la ducha te activa, nunca lo hagas por la noche. Te costará más dormir. En ese caso siempre te tienes que decantar por la opción matinal con una ducha energizante.

¿Ducharse por la mañana o ducharse por la noche?

Ventajas de ducharse por la noche

En el polo opuesto están los que prefieren ducharse con el ocaso. Si es tu momento de relajación y prefieres tomártelo con calma, sin prisas. Es mejor que lo dejes para las últimas horas del día, te ayudará a dormir mejor.

Si tu piel es excesivamente seca los dermatólogos recomiendan la ducha nocturna, puesto que, ayuda a a abrir los poros y mantener una mejor hidratación.

Siguiendo con lo anterior, si te maquillas a diario, la ducha nocturna ayudará a eliminar más fácilmente la pintura.

Como comentamos al principio, decantarse por una u otra fórmula depende en gran medida de tu estilo de vida.

A las personas con trabajos más físicos o las personas que practican deporte durante la tarde siempre se les recomienda ducharse a última hora para limpiar las toxinas que hayan podido quedar en la piel.

Por último, si pasas mucho tiempo en la calle exponiendo tu cuerpo a la contaminación o en lugares como hospitales, donde te expones a la contaminación, es más que recomendable ducharse por la noche.

¿Ducharse por la mañana o ducharse por la noche?

La elección de ducharte por la mañana o por la noche sólo depende de ti, pero si tu piel necesita cualquier tipo de tratamiento revitalizador siempre puedes contar con El Círculo de la Belleza.

Aquí puedes realizar tu reserva